La importancia de la lactancia materna

importancialechematerna

Hoy os queremos hablar de la importancia de la leche materna.

La leche materna es el alimento de elección exclusivo hasta los 6 meses de edad, a partir de cuando se empezarán a introducir alimentos sólidos hasta el año. A partir del año de edad, la lactancia materna continuará mientras el lactante y la madre así lo deseen, aunque con más de un año esta deba cumplimentarse con una dieta total de alimentos sólidos y líquidos.

Son bien conocidos los efectos beneficiosos para el niño: ventajas nutricionales, protección contra infecciones, disminución de la incidencia de alergias, obesidad, enfermedad de Crohn y diabetes. Pero esta práctica no sólo conlleva beneficios en el pequeño si no también en la madre: menor fertilidad durante la lactancia (reduce la necesidad de emplear métodos de contracepción), recuperación más rápida postparto (involución uterina y pérdida de peso más rápidas), protección contra la osteoporosis, obesidad y cánceres de mama premenopáusicos.

Las gestantes producen completamente leche a las 72-96 horas postparto si son primíparas, en menos tiempo si son multíparas. La primera leche producida se denomina calostro y este no es más que un líquido amarillento, hipercalórico e hiperproteico que es inmunoprotector (rico en anticuerpos, linfocitos y macrófagos), además este estimula la eliminación del meconio. Durante los 6 primeros meses de lactancia materna exclusiva no se debe dar agua a los lactantes porque puede producirse hiponatremia.

Conforme pasan las horas, la leche materna va cambiando y conformándose como tal pasando a ser un líquido con alto contenido en lactosa, que aporta una fuente de energía compatible con el neonato. Contiene grandes cantidades de vitamina E: Antioxidante, que ayuda a prevenir la anemia al aumentar la vida de los glóbulos rojos. Tiene el doble de concentración de calcio que de fósforo lo que evita el tétanos neonatal por hipocalcemia. Modifica el pH fecal y de la flora intestinal, lo cual protege contra la diarrea bacteriana. Transfiere anticuerpos protectores de la madre al hijo. Contiene colesterol y taurina, importantes para el crecimiento cerebral (independientemente de la dieta materna). Es una fuente natural de ácidos grasos omega-3 y omega-6.

Se considera que estos ácidos grasos y sus derivados contribuyen a los mejores resultados visuales y cognitivos respecto a los alimentados con biberón. Esto no implica que las fórmulas comercializadas no los contengan, de hecho la mayoría van complementadas con ARA y DHA para asemejarse más a la leche materna y reducir estas diferencias.

Pero además de las muchas ventajas, durante el periodo de lactancia se pueden producir algunas complicaciones.

Las complicaciones maternas más comunes son:

  • -Ingurgitación mamaria: al inicio de la lactancia, puede minimizarse con tomas frecuentes y alimentación temprana. Además es importante emplear un sujetador cómodo y compresas frías después del amamantamiento. Previo al mismo pueden necesitarse masajes en el pezón, expresión manual de la leche o paños calientes. Una excesiva expresión de leche favorece la ingurgitación, por lo que solo se debe realizar la suficiente como para aliviar molestias.
  • -Grietas en el pezón: Se debe controlar la posición del lactante, ya que algo tan simple como la retracción del labio puede irritar el pezón. Tras las tomas puede exprimirse algo de leche y dejar que se seque sobre el pezón y también le aliviará el uso de compresas frías que reducen la congestión tras el amamantamiento.
  • -Obstrucción de los conductos: Aparecen bultos levemente dolorosos en las mamas pero sin signos de enfermedad sistémica. La lactancia ininterrumpida garantiza el correcto vaciamiento. Pueden ayudar las compresas calientes y los masajes antes de las tomas. Es importante variar la posición para que se vayan vaciando ciertas zonas. Es útil un buen sujetador de lactancia.
  • -Mastitis: es muy frecuente y se manifiesta por una zona dolorosa, caliente y tumefacta. Ocurre por ingurgitación, bloqueo u obstrucción de una región de la mama. Puede haber infección secundaria, apareciendo fiebre alta, escalofríos y dolorimiento tipo pseudogripal.Ante síntomas leves y de menos de 24 horas de evolución, puede ser suficiente el tratamiento conservador: Extracción de la leche, compresas, analgésicos, un sujetador con soporte y reducción del estrés. Si los síntomas no disminuyen en 12-24 horas o ante compromiso de la madre se iniciarán antibióticos (seguros para lactantes amamantados). El retrasar un tratamiento puede llevar a la recurrencia y formación de abscesos.
  • -Ansiedad: frustación y sentimientos producidos por la falta de experiencia, las dificultades mecánicas, cómo enseñar al bebé, el cansancio, dudas sobre si la nutrición es suficiente o adecuada… Estos factores son la causa más frecuente de abandono de la lactancia materna. También habrá que tener en cuenta que algunas madres no puedan por diversos factores alimentar a su hijo con su leche o simplemente no quieran por decisión propia, por lo que no hay que ensañarse ni añadir todavía más preocupaciones a la madre, ya que las leches de fórmula mejoran con los años y aunque no es lo mismo, constan de todo lo esencial para un correcto desarrollo.

Dentro de las complicaciones del lactante destaca sin duda la alimentación insuficiente, que peude dar deshidratación e hiperbilirrubinemia. Los factores de riesgo son los lactantes pequeños o prematuros y madres primíparas, que enferman o con partos difíciles o cesárea. 

¿Qué podemos hacer para saber si nos está ocurriendo esto? 

Un método muy sencillo es el contaje de los pañales diarios: a los 5 días de vida lo normal es que como mínimo moje 6 pañales/día y defeque 4 pañales/día. Cifras menores pueden sugerir deshidratación y, por tanto, nutrición insuficiente. El peso también es un parámetro razonable, la agitación constante antes de las 6 semanas de edad…

Signos más alarmantes sería un llanto débil, piel menos turgente, letargo, somnolencia… Esto sería objeto de consulta urgente e investigación de alteraciones asociadas con la deshidratación como la hipernatremia.

Para todas las mamás que estéis en proceso de lactancia os animamos a brujear nuestra web y a descubrir un montón de accesorios para vosotras y ¡para vuestros pequeños!

Un problema actual, el insomnio
Hablando de diabetes...
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Invitado
Lunes, 12 Abril 2021
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.lafarmaciadejesus.es/